logo

Tarta Sacherprint

preparacion prep. 30 m. cocinado cocin. 45 m. raciones nº de rac. 10
0
Tarta Sacher

ingredientes

Para la masa:

  • 150 grs de chocolate negro
  • 150 grs de mantequilla
  • 100 grs de azúcar  molido
  • 50 grs de azúcar
  • 6 huevos
  • 150 grs de harina
  • 200 grs de mermelada de albaricoque
  • 1 Pizca de sal
ingredientes

Para la cobertura brillante de chocolate:

  • 100 ml. de agua
  • 100 grs de azúcar
  • 90 ml. de nata líquida
  • 50 grs de cacao en polvo sin azúcar
  • 2 hojas de gelatina neutra
  • Termómetro de cocina

preparación

  1. Precalentar el horno a 175°
  2. Derretir el chocolate al baño maría, añadir la mantequilla y mezclar bien
  3. Batir las yemas de huevo con el azúcar molido hasta que quede una pasta blanquecina
  4. Mezclar las dos preparaciones anteriores hasta que queden bien ligadas
  5. Montar las claras a punto de nieve fuertes, añadir el azúcar sin moler
  6. Mezclar la harina con las yemas y con el chocolate, quedará una masa espesa
  7. Añadir las claras montadas poco a poco
  8. Colocar la mezcla en un molde redondo de 20 cm. de diámetro, untado con mantequilla y espolvoreado con harina
  9. Hornear de 30' a 40'
  10. Retirar del horno y esperar que se enfríe en el molde
  11. Una vez frío darle la vuelta de manera que la parte inferior quede encima
  12. Calentar la mermelada para que nos quede líquida y fina
  13. Abrir el pastel por la mitad de manera que nos queden dos partes
  14. Untar una de las mitades del pastel con la mermelada y volver a juntar las dos mitades
  15. Proceder a preparar la cobertura
  16. Introducir en agua fría las hojas de gelatina
  17. Calentar el agua, añadir el azúcar, mezclar para que se disuelva
  18. Añadir la nata y mezclar bien
  19. Añadir el cacao en polvo y dejar en el fuego hasta que no queden grumos
  20. Escurrir bien las hojas de gelatina y añadir a la mezcla para la cobertura, mezclar bien
  21. Dejar enfriar hasta 30° aproximadamente
  22. Bañar el pastel con la cobertura de forma que quede totalmente cubierto
  23. Adornar a nuestro gusto
  24. Servir después de que se haya enfriado

observaciones

Este pastel nos va a dar trabajo pero su resultado será digno de los mejores pasteleros. Servido como tarta de cumpleaños va a ser un buen final de fiesta, tenemos el éxito asegurado.

Queda muy bien adornado con unos fresones en un extremo y unas hojitas de menta.




escribe tu comentario

*Todos los comentarios serán revisados antes de su publicación